Principios para una buena enseñanza | Santiago 3:1-12

Según Santiago, debemos considerar tres cosas fundamentales si queremos ser maduros en nuestro carácter: (1) La enseñanza personal, esto es saber refrenarse o tener dominio propio; (2) El poder de nuestras palabras, esto es cuando nos dirigimos a otras personas ya sea para responder, enseñar o relacionarnos; y

Powered by WordPress.com. Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑