¿Por qué Dios permitió la matanza de niños si es un Dios de amor?

Bienvenidos a un post más sobre respuestas bíblicas. Un varón nos hizo la siguiente pregunta, a través de nuestras redes sociales, en forma de protesta: Pastor ¿Por qué si Dios es «amor», mató a tantos niños inocentes? ¿No es eso una gran contradicción?

RESPUESTA:

Gracias por tu consulta, es buena y parece tener mucha lógica. Así que, paso a responderte a la luz de la revelación bíblica:

1. En realidad, Dios no «mató» a esos niños como lo consideramos terrenalmente. Ya que Dios está en un plano superior y no mira las cosas como las vemos nosotros. Por algo es Dios.

2. Lo que en realidad pasó, fue todo lo contrario. Dios les dio vida. Ya que la vida verdadera está a su lado, con Dios. La vida terrenal no es la vida verdadera (1Jn.5:12). Así que, precisamente por estar en estado de inocencia es que se los llevó.

3. No te equivoques, Dios siempre obra de acuerdo a su presciencia (el conocimiento anticipado de las cosas). Dios no sólo obra basado en su amor. Él lo hace con todos sus atributos en armonía, de manera que siempre hace lo que es mejor.

Por ejemplo, cuando Dios iba a castigar a la malvada Nínive (impíos al extremo), sabía que habían mas 120,000 niños inocentes en esa ciudad (textualmente la Biblia dice: «personas que no sabían discernir entre su mano derecha e izquierda» refiriéndose a niños), Dios dijo: ¿Cómo no tendré misericordia de ellos? Pero Dios también sabía que el pueblo y su rey se arrepentirían. Por eso hizo todo, hasta movió los cielos y los mares, para enviar a su profeta Jonás a predicarles y así tuvo misericordia no sólo de los niños sino de más de 600,000 personas.

Sin embargo, 100 años después, Nínive volvió a corromperse en gran manera. Sólo que, esta vez, Dios sabía que no se arrepentirían con nada. Así que, los consumió después de advertirles pero sin enviar a otro profeta. Dios selló todo esto en el libro de Nahum.

Si esto fuese un asesinato o un acto inmoral sencillamente no tendría razón para ubicar el relato en la Biblia, simplemente no lo hubiese registrado allí. Esto es porque Dios jamás pretendió darse a conocer como un viejecito amoroso, engreidor, tierno y bonachón, incapaz de matar una mosca o enojarse, como muchos equivocadamente creen.

Dios siempre se ha dado a conocer tal y como es, con todos sus perfectos atributos en armonía. Así que, la veracidad de la Biblia demuestra su inspiración y autenticidad, pues si fuese un libro inventado por humanos ocultaría estas cosas aparentemente «escandalosas». Pero jamás tuvo nada de malo, lo que pasa es que sus obras han sido mal interpretadas.

4. Creemos, en base a todo esto, que los niños fallecidos bajo el juicio divino, en la Nínive de Nahum y en otros lugares, también recibieron la misericordia de Dios. ¿Cómo es esto? Pues Cristo dijo: «de los tales es el reino de los cielos«. Así que, ellos están gozándose eternamente en la presencia de Dios. No hubiese sido lo mismo si los dejaba vivir más tiempo en la tierra, hubiesen llegado a ser igual que sus padres. Algunas cosas que hacían los adultos de este pueblo son las siguientes:

  • Sacrificaban a sus hijos quemándolos vivos en un altar pagano.
  • Se comían a las personas.
  • Despellejaban (o desollaban) vivos a sus enemigos y así los ponían en la arena, a la luz del sol, para que mueran lentamente.
  • Luego, con sus pieles hacían tambores de guerra.
  • Eran tremendamente perversos y asolaban los pueblos donde moraban personas de buen vivir, haciendo miles de esclavos, a quienes violaban, explotaban y mataban cruelmente como diversión.

Claro, usted podrá refunfuñar por los niños de los crueles paganos, ¿Pero qué de los niños de los pueblos de buen vivir? ¿Acaso si usted hubiera vivido en esos pueblos no clamaría por la intervención divina?

RECORDEMOS: Dios no sólo es «amor» también es «justo». Sino él sería como los jueces y fiscales del mundo, que velan más por el derecho de los ladrones y asesinos que por los del ciudadano. Así que, si lo piensa bien, esos niños hubieran crecido en todo ese mundo y hubieran adquirido la perversidad de sus padres o sucumbido ante la maldad. Así que, lo que tu vez como una «crueldad» en realidad es la «misericordia de Dios», y un fiel cumplimiento de su palabra. De la misma manera, un día, Dios juzgará al mundo con justicia, por lo cual todos deben arrepentirse mientras aún quede tiempo. (Hechos 17:30; 2 Pedro 3:9). Valoremos y recibamos la misericordia de Dios.

OTRAS RESPUESTAS:

APOYO

Me es grato dirigirme a ustedes considerándolos como una parte fundamental en nuestro proyecto bíblico digital. Usted puede brindarnos su apoyo orando personalmente o haciendo grupos de oraciones y comunicándonos desde donde oran por nosotros. Así mismo puede apoyarnos financieramente para poder llevar a cabo cada meta en nuestro proyecto bíblico que consiste en:

Deja un comentario

Powered by WordPress.com. Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: