EXHORTACIÓN Y CONSOLACIÓN | 1 Corintios 14:3

Principio 3: «Unos buenos ingredientes para acompañar la edificación son la exhortación y la consolación«

Quizás este capítulo de 1 Corintios sea en gran parte doctrinal o teológico. Pero dejando al margen un momento los detalles en cuanto a los dones y los oficios, centrémonos en los principios que el pasaje nos declara.

Según Pablo la exposición de la Palabra (profetizar – enseñar) tiene que poseer tres elementos claves para que pueda ser una buena predicación:

  1. Edificación. Brindar crecimiento y madurez.
  2. Exhortación. Despertar a la acción.
  3. Consolación. Levantar el ánimo caído.

De allí, nuestro buen principio: La exhortación y la consolación siempre deben acompañar a la edificación. Podríamos llamarle el principio del equilibrio en la edificación de otros.

Por lo cual, todo buen creyente, debe manejar un equilibro entre el «exhortar» y el «consolar».

Exhortar: Es lo que a la mayoría le gusta hacer, esto debido a que es parte de nuestra naturaleza criticar lo mal que otros hacen o lo bueno que dejan de hacer. Por esto, exhortar es llamar la atención, despertar a la acción. Pero hay creyentes que se la pasan sólo exhortando, incluso algunos piensan que tienen un “don o ministerio de exhortación” lo cual no existe. Quién hace esto despierta rechazo y levanta muros en los demás para no escucharle, rehuyen a su presencia.

Consolar: Por otro lado, la consolación es la parte dócil de la enseñanza. Es levantar el ánimo y sanar las heridas. Podría ser también acompañar en el dolor. Debemos exhortar pero también debemos consolar en igual medida. Claro que el extremo de esto tampoco es adecuado, hay creyentes que sólo se pasan “consolando”, hablando suave y bonito pero jamás son enérgicos o dicen la verdad directamente.

Por esto, debemos ser equilibrados entre nuestra exhortación y nuestra consolación para con los demás, así estaremos brindando una buena edificación. Como dice el proverbio: “Con misericordia y verdad se corrige el pecado, Y con el temor de Jehová los hombres se apartan del mal.” Pr.16:6

Texto Clave: «Pero el que profetiza habla a los hombres para edificación, exhortación y consolación» 1 Corintios 14:3

Bendiciones en el Amado.

Un comentario sobre “EXHORTACIÓN Y CONSOLACIÓN | 1 Corintios 14:3

Agrega el tuyo

Deja un comentario

Powered by WordPress.com. Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: